Cómo invertir en Microsoft

Pablo René-Worms
August 13, 2021
 · 
4 minutos
 · 
Vivid Invest

Hablemos de una empresa que te acompaña cada día, ya sea en tu vida personal o profesional: Microsoft. Si tienes un PC -y quién no lo tiene hoy en día-, en más de siete de cada diez casos ese ordenador está equipado con un sistema operativo Windows, desarrollado por Microsoft.

Desde su creación en 1975 por Bill Gates y Paul Allen, la empresa de Redmond se ha convertido en parte de nuestra vida cotidiana, pero ¿merece la pena invertir en Microsoft?


¿Cómo evoluciona la cotización de Microsoft?


Si hubieras invertido en Microsoft a principios de 2011, habrías hecho un buen negocio. Las acciones de Microsoft que hubieras podido comprar con 1.000 euros en aquel momento valdrían hoy unos 10.200 euros. En comparación, la misma cantidad invertida durante el mismo periodo en el índice de referencia de las empresas tecnológicas estadounidenses, el Nasdaq, te hubiera reportado unos 5.560 euros. Durante el último año, a Microsoft le ha ido un poco peor que al índice Nasdaq en bolsa. Desde agosto de 2020, las acciones de la compañía han subido un 31,5% frente al 35% del Nasdaq. Esta progresión, más lenta que la de todo el Nasdaq en el último año, no ha impedido que la firma estadounidense se convierta en la segunda de la historia, tras Apple, en alcanzar una capitalización bursátil de 2 billones de dólares, justo después de que anunciara el próximo lanzamiento de Windows 11.


¿Cómo hace dinero Microsoft?


Puede que la cotización de Microsoft vaya bien en bolsa, pero ¿qué pasa con la salud financiera de la empresa? Para saberlo, echemos un vistazo al informe de resultados de la compañía estadounidense.

Lo primero que podemos ver es que la firma tecnológica, como se esperaba, se ha beneficiado enormemente de la pandemia del Coronavirus. En el segundo trimestre de 2021, la empresa generó 16.500 millones de dólares de beneficio neto, frente a los 11.200 millones del mismo periodo del año anterior, lo que supone un aumento del 47%.

Cuando uno piensa en Microsoft, la primera palabra que suele venir a la mente es Windows y, sin embargo, no es gracias a su sistema operativo por lo que la compañía ha aumentado de manera espectacular su beneficio neto en el último año. Debido a los confinamientos y la generalización del teletrabajo, ha sido de hecho con sus servicios en la nube con los que Microsoft ha visto su mayor crecimiento entre los segundos trimestres de 2020 y 2021. Los ingresos que la compañía obtuvo de estos crecieron un 34% entre los dos periodos, aprovechando en especial el crecimiento de Azure, sus servicios de computación en la nube, que creció un 51%.


Retos y competencia


Eso es un poco problemático ser un conglomerado con empresas de todo tipo tan dominante como Microsoft. Tienes muchos competidores y, al mismo tiempo, casi ninguno que te desafíe realmente.

Microsoft está presente en muchos frentes: software CRM para gestionar relaciones con clientes, sistemas operativos, suites ofimáticas y computación en la nube, además de videojuegos y motores de búsqueda online. Y todavía no hemos hablado de la producción de ordenadores y tabletas de fabricación propia: la Microsoft Surface y todos los demás dispositivos relacionados con ella.

En cierto modo, la fuerza de Microsoft reside en su capacidad de diversificación, que le ha permitido no sufrir demasiado cuando ha perdido ciertas oportunidades (¿quién usa Bing o se acuerda de Windows Phone?).

Pero esta fuerza también puede verse como una de las debilidades de la empresa. Completamente superada por Google en el mercado de los sistemas operativos para móviles o en el ámbito de las búsquedas y la publicidad online, Microsoft parece haber renunciado a estas luchas.

Esto no le impidió entrar en la batalla de las redes sociales y decidir ocupar un lugar especial en ese universo. En Microsoft van en serio, así que nada de Instagram o TikTok (aunque la compañía debatió brevemente la compra de esta última): decidieron invertir en LinkedIn. Y la apuesta empieza a dar sus frutos, ya que los ingresos de la filial de la compañía aumentaron un 46% entre 2020 y 2021.

Al final, invertir en Microsoft significa apostar por si la empresa consigue seguir innovando lo suficiente como para mantener su posición de liderazgo en el campo de la informática.

Cualquier opinión, noticia, investigación, análisis u otra información contenida en este sitio web se proporciona como comentario general del mercado y no constituye asesoramiento ni recomendación de inversión ni debe percibirse como investigación de inversión (independiente). El autor o los autores son empleados de Vivid y pueden invertir de forma privada en uno o varios valores mencionados en un artículo. Vivid Invest GmbH ofrece como agente vinculado de CM-Equity AG la intermediación de transacciones de compra y venta de instrumentos financieros con la excepción de aquellas en el área de cambio de divisas negociadas por Vivid Money GmbH.

Inspired? Try this!
Open your free account now and start saving every day.
Inspiriert? Probiere es selber!
Öffne jetzt dein kostenloses Konto und fang an täglich zu sparen.
Ceci vous inspire-t-il? Faites un essai!
Ouvrez maintenant votre compte gratuit et commencez à épargner tous les jours.
¿Inspirado? ¡Prueba esto!
Abra su cuenta gratuita ahora y comience a ahorrar todos los días.
Ispirato? Prova questo!
Apri subito il tuo account gratuito e inizia a risparmiare ogni giorno.