Cómo invertir en NVIDIA

Paula Cabrito de la Torre
July 23, 2021
 · 
5 minutos
 · 
Vivid Invest

Si eres un gamer, un heavy user de programas de edición de vídeo o te interesa la minería de criptomonedas probablemente conozcas Nvidia. Pero no solo venden GPUs, también están inmersos en las industrias de la inteligencia artificial, los vehículos autónomos y la computación en la nube. 

Vamos a explicarte a qué se dedica exactamente esta empresa tecnológica californiana que ha vivido uno de los aumentos más meteóricos del precio de su acción del último año y medio. Si hubieras invertido 1000 dólares a principios de 2020 ahora tendrías 3.397 dólares en tu cartera y serías la “envidia'' de tus amigos (malísima broma, lo sé). 

Si, en cambio, hubieras invertido en el Nasdaq Composite (el índice que promedia el mercado tecnológico estadounidense), tendrías 1629 dólares en tu cuenta. También es una cantidad interesante, pero sólo la mitad de interesante que la de Nvidia.

Pero vayamos al origen. La empresa fue fundada en 1993 y en 1999 ya salió a bolsa. A mediados de 2016, el precio de la acción comenzó a despegar y desde entonces ha pasado de algo más de 46 euros la acción a 820 en el momento de escribir estas líneas. Es decir, en los últimos cinco años, ¡el precio se ha multiplicado casi por 18!

Vamos a ver cómo Nvidia hace dinero.


Más que videojuegos


En 1999, Nvidia inventó la GPU o unidad de procesamiento gráfico. Si no sabes lo que es una GPU, resumiendo, podemos decir que es parte de la tarjeta gráfica de tu ordenador. ¿Tampoco sabes lo que es un tarjeta gráfica? De acuerdo, en ese caso, diremos que es un dispositivo que procesa la información gráfica. Tu ordenador tiene una CPU o unidad central de procesamiento que actúa como el cerebro del ordenador e interpreta todas las órdenes necesarias para que los programas informáticos funcionen. La GPU se encarga de traducir esta información para que tu pantalla pueda reproducir imágenes. 

Esto es especialmente importante en los videojuegos, porque contienen recreaciones en 3D con mucho detalle que se actualizan constantemente y es necesario una máquina potente para procesar rápidamente una cantidad enorme de datos. Las GPU también se utilizan para realizar cálculos matemáticos muy complejos. Son una herramienta fundamental en el ámbito científico, para la inteligencia artificial o el análisis de datos, pero también en la minería de criptomonedas y la edición de vídeo de alta definición.

Las GPU son su producto estrella (concretamente la GeForce RTX, muy conocida entre los gamers), pero también producen software y sistemas en chip o SoC, que son circuitos integrados. 

No te preocupes, no vamos a entrar en más detalles tecnológicos. Ahora vamos con nuestro documento favorito, el informe de ganancias.


¿Qué mueve la cotización de Nvidia? 


Los ingresos totales en el primer trimestre de 2021 fueron de más de 5.600 millones de dólares, lo que supone un enorme aumento del 84% respecto al mismo periodo del año pasado. Y si nos fijamos en los ingresos netos, con 1.900 millones de dólares, la diferencia respecto al año anterior es de más del 109%.

Nvidia divide su negocio en dos segmentos principales: el de gráficos (cuyo principal producto son las GPU GeForce) y el de computación y redes, que incluye plataformas de centros de datos y sistemas para proyectos de IA, conducción autónoma y robótica. La compañía orienta sus productos y servicios a cuatro mercados principales: gaming, centros de datos, visualización profesional y automoción

Casi la mitad de sus ingresos, el 48,8% (2.760 millones de dólares), provienen del segmento de los videojuegos. Le sigue su centro de datos, en el que tiene una colaboración con Amazon Web Services y una incursión en la inteligencia artificial, que aportó 2.050 millones de dólares, un 36,6%. El resto se reparte entre visualización profesional, que genera hardware y software para el modelado de imágenes en 2D y 3D, y automoción, en la que colabora con multitud de fabricantes de automóviles y empresas de servicios de transporte para crear tecnología que permita la conducción autónoma. Además, sus productos se utilizan para acelerar superordenadores para empresas de los sectores farmacéutico, financiero, sanitario, industrial, comercio minorista, medios de comunicación, entretenimiento, telecomunicaciones, robótica, educación superior e investigación, entre otros (sí, ¡está metida en todo!).

Desde que publicó sus resultados del segundo trimestre de 2021, sus acciones han subido un 20%. 


Competidores y desafíos


Si Nvidia fuera un club deportivo, la liga en la que jugaría sería la de los semiconductores, llamada así porque se basa en materiales que conducen la electricidad. Sólo unas pocas empresas de élite compiten en esta industria y hay mucho negocio en juego. 

Sus principales competidores son Intel and Advanced Micro Devices (AMD). Si Nvidia es la reina tarjetas gráficas de alto rendimiento en el ámbito del gaming y los esports, AMD sería el rey en las gamas de precio medio y bajo. Sin embargo, el líder indiscutible en cuota de mercado es Intel. Esto podría empezar a cambiar ahora que Apple, con quien Intel solía trabajar para crear sus procesadores más potentes, ha empezado a producir sus propios chips Apple Silicon.

El plan de Nvidia para ampliar su mercado es adquirir Arm, una empresa británica de semiconductores especializada en la arquitectura de CPU. Pero el acuerdo está actualmente paralizado porque la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) ha abierto una investigación antimonopolio. Otras empresas tecnológicas, Alphabet (Google), Qualcomm y Microsoft, han presentado quejas a los reguladores.



Hemos mencionado muchos aspectos positivos, pero también hay que tener en cuenta los riesgos porque las tecnológicas pueden ser bastante volátiles. Los hábitos de ocio fomentados por la pandemia (con importantes ventas de videoconsolas), el auge del trabajo a distancia en la nube, la minería de criptomonedas, el auge de la inteligencia artificial y los coches autoconducidos, han hecho crecer la demanda de sus productos. Y esto, unido a las interrupciones en la cadena de suministro durante la pandemia, ha provocado un desabastecimiento y una escasez de chips en el mercado.

Además, el trabajo que realizan estos procesadores consume mucha energía, aunque estén trabajando para hacerlos más eficientes. Esto causa preocupación por su impacto medioambiental.

Las acciones de Nvidia están caras en el momento de escribir este artículo, a unos 803 dólares. Algunos la consideran sobrevalorada, pero la mayoría de los analistas recomiendan comprar. 

Al final, como siempre, la decisión es tuya. 


Cualquier opinión, noticia, investigación, análisis u otra información contenida en este sitio web se proporciona como comentario general del mercado y no constituye asesoramiento ni recomendación de inversión ni debe percibirse como investigación de inversión (independiente). El autor o los autores son empleados de Vivid y pueden invertir de forma privada en uno o varios valores mencionados en un artículo. Vivid Invest GmbH ofrece como agente vinculado de CM-Equity AG la intermediación de transacciones de compra y venta de instrumentos financieros con la excepción de aquellas en el área de cambio de divisas negociadas por Vivid Money GmbH.


Inspired? Try this!
Open your free account now and start saving every day.
Inspiriert? Probiere es selber!
Öffne jetzt dein kostenloses Konto und fang an täglich zu sparen.
Ceci vous inspire-t-il? Faites un essai!
Ouvrez maintenant votre compte gratuit et commencez à épargner tous les jours.
¿Inspirado? ¡Prueba esto!
Abra su cuenta gratuita ahora y comience a ahorrar todos los días.
Ispirato? Prova questo!
Apri subito il tuo account gratuito e inizia a risparmiare ogni giorno.