¿Debería invertir en Ryanair?

Stephanie Luzon
October 7, 2021
 · 
6 minutos
 · 
Vivid Invest

Hay algunas cosas que sólo puedes amar u odiar, como, por ejemplo, el olor a gasolina, Marmite o Ryanair. Porque, seamos sinceros, los asientos no reclinables y pagar por un vaso de agua pueden ser un buen trato para ahorrar algo de dinero, pero no todo el mundo está dispuesto a aceptarlo. 


¿Merece la pena invertir en Ryanair?


Analicemos algunos datos antes de responder a esta pregunta.

Ryanair empezó a cotizar en 1997 en las bolsas de Dublín y el Nasdaq. Si hubieras invertido 1.000 dólares el día de la oferta pública de venta de la compañía, hoy tendrías 19.450 dólares. Sí, has leído bien: tu capital se hubiera incrementado en más del 1.845%. El rendimiento de la inversión hubiera sido espectacular. 

Sin embargo, a pesar de haber tenido un buen rendimiento hasta diciembre de 2017, a partir de enero de 2018, las acciones de la empresa registraron un crecimiento inferior al del índice Nasdaq. Entre enero de 2018 y septiembre de 2021, la cotización de Ryanair subió alrededor de un 37%, frente a más de un 174% de las empresas del Nasdaq.



34 años volando low-cost


Ryanair se fundó en 1984 con el nombre de "Danren Enterprises" y al poco tiempo pasó a llamarse "Ryanair" en honor al apellido de sus fundadores.  

El primer vuelo de la compañía no despegó hasta el 8 de julio de 1985. La primera ruta fue un viaje corto desde Waterford (Irlanda) hasta el aeropuerto londinense de Gatwick, cuando la empresa solo contaba con 25 empleados. 

La compañía irlandesa empezó a convertirse en lo que es ahora a finales de los años 80. El verdadero artífice del modelo de negocio de Ryanair fue su CEO, Michael O'Leary, que había seguido de cerca a los operadores estadounidenses de bajo coste, como Southwest Airlines. En 1990, Ryanair inició oficialmente su propia incursión en la era del bajo coste. 

En 1997, el negocio de las aerolíneas regulares se desreguló, lo que permitió a Ryanair empezar a programar vuelos por toda Europa. La primera ruta fue Londres Stansted-Estocolmo. Luego apareció otro elemento que cambió las reglas del juego: Internet. 

Tras el lanzamiento del sitio web de Ryanair en enero de 2000, el número de reservas aumentó exponencialmente, y la compañía lo convirtió en el único medio para comprar billetes. En 2009, la aerolínea transportó a más de 66 millones de pasajeros por una tarifa media de 35 euros. 

En 2010, Ryanair tenía 44 bases en varios países europeos. La aerolínea siguió creciendo sin parar, incorporando tres filiales: Buzz, Laudamotion y Malta Air. La pandemia del coronavirus ha traído consigo muchos retos para el sector de los viajes y el ocio, y 2020 se ha convertido en su año más difícil hasta la fecha: la compañía vio cómo el tráfico aéreo se desplomaba más de un 80%. El negocio aún no ha recuperado totalmente las cifras anteriores a la pandemia. 

A pesar de los desafíos de los dos últimos años, el modelo de negocio de Ryanair ha tenido éxito. Después de 34 años, opera en toda Europa, tiene 82 bases que cubren 200 ciudades en 40 países y es oficialmente la mayor aerolínea europea


¿Qué mueve los precios de las acciones de Ryanair?


Cuando era una niña, ir de vacaciones al extranjero era una especie de lujo, era algo que no todo el mundo podía permitirse. Ryanair consiguió democratizar los vuelos

Este proceso tuvo un coste, y la compañía tuvo que enfrentarse a numerosos retos y quejas a lo largo de los años.

Algunos de los principales problemas están relacionados con la preocupación por el medio ambiente, ya que el modelo de negocio de la compañía se basa en el creciente uso de los viajes en avión para las masas. Se sabe que la aviación es una de las formas de transporte más contaminantes y, en 2019, la empresa respondió a las preocupaciones climáticas publicando estadísticas mensuales sobre sus emisiones de CO2 y nombrando a un Director de Sostenibilidad para que trabaje para mejorar sus resultados.

La publicación mensual de las cifras de pasajeros es uno de los principales factores que influyen sistemáticamente en las acciones de Ryanair. Cuantos más pasajeros transportan sus aviones, más suben las acciones de la compañía. Pero a veces, los resultados se ven superados por el carisma. En el verano de 2021, por ejemplo, a pesar de transportar menos pasajeros que el año anterior, las acciones de la compañía han subido constantemente con respecto a febrero de 2020, apoyadas por las incesantes críticas del CEO O'Leary hacia las políticas de los gobiernos y la forma en que gestionaron la pandemia del coronavirus.

El consejero delegado superestrella O'Leary también es famoso por hacer declaraciones escandalosas sólo para obtener publicidad gratuita. Una vez, en una entrevista con la BBC, mencionó que estaba pensando en cobrar a los pasajeros 1 libra por usar los aseos a bordo. Más tarde admitió que la idea iba en contra de la normativa de la UE, pero quién sabe lo que podría haber pasado de no existir esa normativa. 

Otras preguntas surgen al considerar la increíble cantidad de competidores que han aparecido desde la fundación de la compañía. Actualmente hay 62 aerolíneas de bajo coste en Europa y, a pesar de ser la mayor aerolínea del viejo continente, fidelizar a los clientes representa un reto importante en un entorno empresarial en el que todas las nuevas compañías juegan al mismo juego de los precios bajos.


El desafío inesperado


Como para la mayor parte del sector del ocio y los viajes, la pandemia del coronavirus ha sido el mayor reto para Ryanair hasta ahora. El Covid-19 fue testigo del desplome del tráfico mensual de Ryanair, que pasó de 10,5 millones en febrero de 2020 a 5,7 millones en marzo, y luego a sólo 0,04 millones en abril de 2020, cuando muchos gobiernos europeos impusieron prohibiciones a los vuelos, restricciones a los viajes y confinamientos internos para luchar contra la pandemia. La segunda ola, en otoño de 2020, y la tercera, en la primavera de 2021, supusieron un verdadero estrés para el sector, y en el último informe de resultados, la compañía declaró unas pérdidas de 273 millones de euros en el periodo comprendido entre abril y junio de 2021. En comparación, la aerolínea registró una pérdida de 185 millones de euros en el mismo periodo del primer trimestre de hace un año. Aun así, la relajación de las restricciones gubernamentales y la difusión de la vacuna están dando esperanzas a la compañía, que ahora espera volar con más pasajeros en otoño de 2021. 


Lo ames o lo odies, Ryanair aportó un modelo de negocio que en Europa aún era desconocido.

Invertir en Ryanair significa apostar por que la compañía recuperará el rumbo tras la pandemia del Covid-19, teniendo en cuenta que los usuarios están cambiando sus hábitos a la hora de viajar, ya que el mundo está más concienciado con las cuestiones medioambientales. 


Cualquier opinión, noticia, investigación, análisis u otra información contenida en este sitio web se proporciona como comentario general del mercado y no constituye asesoramiento ni recomendación de inversión ni debe percibirse como investigación de inversión (independiente). El autor o los autores son empleados de Vivid y pueden invertir de forma privada en uno o varios valores mencionados en un artículo. Vivid Invest GmbH ofrece como agente vinculado de CM-Equity AG la intermediación de transacciones de compra y venta de instrumentos financieros con la excepción de aquellas en el área de cambio de divisas negociadas por Vivid Money GmbH.

Inspired? Try this!
Open your free account now and start saving every day.
Inspiriert? Probiere es selber!
Öffne jetzt dein kostenloses Konto und fang an täglich zu sparen.
Ceci vous inspire-t-il? Faites un essai!
Ouvrez maintenant votre compte gratuit et commencez à épargner tous les jours.
¿Inspirado? ¡Prueba esto!
Abra su cuenta gratuita ahora y comience a ahorrar todos los días.
Ispirato? Prova questo!
Apri subito il tuo account gratuito e inizia a risparmiare ogni giorno.