Toros contra osos, explicado

Oliver Sachgau
February 10, 2021
 · 
2 Minutos

Si alguna vez has estado en Wall Street —literalmente en la calle de la ciudad de Nueva York, no en el sentido metafórico del mercado de valores—, habrás visto la gran estatua de un toro frente a ella. Las imágenes de toros parecen predominar en el mundo de la inversión. Es probable que incluso hayas oído hablar de los términos "toro" y "oso" (bull y bear, en inglés). ¿Pero, qué significan?

Es hora de desmitificar a las dos mascotas del mundo financiero.

Toros: embestir de frente

 El toro es una metáfora de un determinado tipo de inversor o de comportamiento de inversor. Como un toro enfurecido, este inversor solo tiene los ojos puestos en el premio: los grandes beneficios. Ve que una acción sube y compra, sabiendo con certeza en su corazón que la acción está destinada a subir.

Los toros son codiciosos y no le temen a nada. Se gastarán el dinero, sin importar el riesgo, en busca de su objetivo.

Cuando alguien es alcista (bullish, en inglés), significa que cree que una acción va a subir. Cuando una acción o un mercado son alcistas, significa que han subido con una economía fuerte o con fundamentos que los respaldan.

Osos: tomar el beneficio e hibernar

Los osos son lo opuesto a los toros: mientras que los toros solo ven obstáculos que aplastar, los osos se asustan de cualquier riesgo. Lo único que quieren es obtener sus beneficios e hibernar. En cuanto hay una señal de problema, venden todo lo que han invertido y se retiran a su cueva. Los osos sienten que una acción que sube está a un paso de estrellarse, y desaparecen antes de que ocurra.


Los osos también son codiciosos, pero todo les da miedo. Lo venderán todo precisamente por el riesgo, porque no quieren perder su preciado dinero.

Cuando alguien es bajista (bearish, en inglés), cree que una acción está a punto de bajar. La rapidez con la que el oso cree que ocurrirá depende del oso, pero generalmente cree que los mejores días ya han pasado, o que la cima del ciclo económico está a punto de producirse. Cuando una acción es bajista, significa que está bajando con fundamentos débiles. Cuando un mercado o una economía son bajistas, significa que las acciones están bajando mientras la economía se debilita.

¿Qué es mejor, ser toro u oso?

La verdad es que hay un poco de toro y de oso en todos nosotros. Todos nos hemos entusiasmado con una acción que sube, y todos nos hemos asustado del riesgo alguna vez. Los inversores experimentados tienen cuidado de equilibrar a sus toros y osos internos escuchándolos a ambos pero tomando decisiones basadas en la razón y no en las voces emocionales de ninguno de esos animales.

No obstante, a fin de cuentas, la razón no siempre puede predecir cómo se va a mover una acción, por lo que a menudo nos tocará decidir a qué animal hacer caso. Recuerda que ninguno de los dos lo sabe todo, pero ambos tienen su sabiduría. 

Inspired? Try this!
Open your free account now and start saving every day.
Inspiriert? Probiere es selber!
Öffne jetzt dein kostenloses Konto und fang an täglich zu sparen.
Ceci vous inspire-t-il? Faites un essai!
Ouvrez maintenant votre compte gratuit et commencez à épargner tous les jours.