Cómo leer un informe de resultados: segunda parte

Oliver Sachgau
August 2, 2021
 · 
4 Minutos
 · 
Vivid Invest

En la primera parte de esta serie, te enseñamos a leer un estado de resultados. Si aún no lo has leído, comienza por ahí y vuelve aquí después.

Esta vez, veremos la segunda parte del informe de resultados de todas las empresas: el balance general. Se trata de una herramienta contable importante y una parte fundamental del informe de ganancias de todas las empresas.

Como antes, revisaremos el balance de este informe de resultados de Apple. A medida que leas este artículo, consulta el informe para tener delante un ejemplo concreto de lo que estamos explicando.

El balance general 

Un balance general estándar se divide en tres partes: activo, pasivo y patrimonio neto. La razón por la que el documento se llama balance general es porque esas tres partes se equilibran. La fórmula es la siguiente: el activo es igual al pasivo más el patrimonio neto.

Daré un ejemplo sencillo de cómo funciona. Supongamos que compras una casa por 1 millón de euros, pagas un anticipo de 100.000 euros y pides una hipoteca para el resto. La casa en total es tu activo: vale un millón de euros. El pasivo es lo que le debes al banco: 900.000 euros de la hipoteca. El patrimonio neto es la parte de la casa que posees.

O visto de una forma más fácil: el activo es lo que se posee, y el pasivo y el patrimonio neto son quién los posee.

El activo

El activo de un balance general se divide en dos tipos: corriente y no corriente. El activo corriente incluye todo lo que la empresa espera convertir en efectivo en el plazo de un año. Esto incluye el efectivo real. Otro activo corriente son los valores negociables; se trata de cosas como acciones o bonos que pueden convertirse rápidamente en efectivo, así como de las cuentas por cobrar, que es el dinero que los clientes aún deben a la empresa, pero que todavía no han pagado. También se incluyen los inventarios, que son materias primas o productos no vendidos que pueden venderse rápidamente. En el caso de Apple, se trataría de algo así como los iPhones en la Apple Store que aún no se han vendido.

El activo no corriente incluye, como su nombre indica, las cosas que tardarán más de un año en convertirse en efectivo, como pueden ser los edificios o máquinas y equipos que posee la empresa, y cualquier otra cosa en la que el valor total del activo tarde más de un año en obtenerse,

El pasivo

Ahora estamos en la parte del balance general en que la empresa debe dinero. Una vez más, podemos dividirlo en corriente y no corriente, con la misma definición que antes: todo lo que vence en el plazo de un año es un pasivo corriente. Si vence en un plazo superior a un año, es un pasivo no corriente.

El pasivo corriente incluye cosas como las cuentas por pagar, que es la otra cara de las cuentas por cobrar; es decir, el dinero que la empresa debe pero que aún no ha pagado. También incluyen los ingresos diferidos, que son dinero que los clientes han pagado por adelantado por algo que recibirán en el futuro. En el caso de Apple, podría tratarse de un pedido anticipado de iPhones. Una vez entregado el pedido, esa cantidad pasa de los ingresos diferidos a los ingresos reales.

También es importante aquí la deuda que ha contraído la empresa. La distinción entre corriente y no corriente es importante respecto a la deuda, ya que una empresa que tiene una gran cantidad de deuda corriente que deba saldar pronto se encuentra en una situación diferente a una con mucha deuda a largo plazo. La deuda a más corto plazo se llama papel comercial y se utiliza para gastos inmediatos como la nómina, el pago de cuentas y otros gastos similares. El papel comercial suele vencer al cabo de pocos días, y en todo caso nunca en un plazo superior a 270 días.

El patrimonio neto de los accionistas

Ahora llegamos a la parte de equilibrado del balance general. En la parte de patrimonio neto, normalmente solo tenemos unas pocas líneas importantes. La primera es el capital social y el capital desembolsado. Se trata del valor de todas las acciones emitidas por una empresa, así como del dinero que los accionistas han desembolsado a la empresa por ellas. Cabe destacar que aquí estamos hablando del valor nominal, que suele ser una pequeña cuantía impresa en cada acción, que no guarda relación con el valor que tiene una acción en el mercado de valores. Se usa a efectos contables.

Por debajo de eso tenemos los beneficios no distribuidos. Los accionistas, al ser copropietarios de una empresa, tienen derecho a una parte de los beneficios de la empresa. Sin embargo, la empresa necesita dinero para administrar su negocio, por lo que se reserva parte de los beneficios. Todo lo que no paga en dividendos recibe el nombre de beneficios no distribuidos.

Una vez que se añaden esas cosas (Apple incluye otra línea miscelánea de ingresos/pérdidas), deberían equilibrarse. En total, lo que se obtiene es una instantánea de la situación financiera de una empresa en un momento específico en el tiempo. No muestra cómo le fue a una empresa en un trimestre —es decir, si los ingresos aumentaron o disminuyeron—, sino la situación en que se encuentra al final. Junto con el estado de operaciones, forma una parte importante de un informe de ganancias.

Inspired? Try this!
Open your free account now and start saving every day.
Inspiriert? Probiere es selber!
Öffne jetzt dein kostenloses Konto und fang an täglich zu sparen.
Ceci vous inspire-t-il? Faites un essai!
Ouvrez maintenant votre compte gratuit et commencez à épargner tous les jours.
¿Inspirado? ¡Prueba esto!
Abra su cuenta gratuita ahora y comience a ahorrar todos los días.
Ispirato? Prova questo!
Apri subito il tuo account gratuito e inizia a risparmiare ogni giorno.