¿Qué son las ‘stock options’?

Oliver Sachgau
July 13, 2021
 · 
6 minutos
 · 
Vivid Invest

Muchas startups y empresas tecnológicas han empezado a ofrecer a sus empleados opciones sobre acciones, más conocidas como stock options o ESOPs (que hace referencia a employee stock option plan o plan de opciones sobre acciones para empleados) como bonificación añadida al salario. Por un lado, ofrece a los trabajadores la posibilidad de recibir un dinero extra y, por el otro, es una manera de incentivarlos para que colaboren con el éxito de la empresa.

Las opciones sobre acciones parecen interesantes, pero también pueden ser confusas. Hay términos como ejercicio, vesting y evento de liquidez, y reglas sobre qué se puede hacer en cada momento. Vamos a aclarar un poco esta galimatías y a explicar cómo funcionan exactamente las opciones sobre acciones que proporcionan las empresas.


Lo básico: qué es una stock option


Una opción sobre acción o stock option es un término que no sólo se utiliza en el ámbito laboral. Traders e inversores también comercian a menudo con opciones sobre acciones que otorgan a su titular el derecho, pero no la obligación, de comprar una acción a un precio determinado. 

Imaginemos que, en lugar de acciones, estás comprando en una tienda. El propietario del comercio te promete que, cuando llegue una remesa de portátiles nuevos la semana que viene, te va a dejar comprar uno por 500 euros, sin importar el precio real del portátil. No tienes que comprar el portátil, por supuesto, pero puede ser un buen trato para ti si te interesa. 

Esos 500 euros por el portátil se conocen como precio de ejercicio o strike y refieren a la cantidad acordada por la que puedes comprar tu acción. El precio de ejercicio puede depender de muchas cosas, pero suele estar vinculado a la fecha en que empezaste en la empresa o el momento en el que adquiriste la opción. Cuando hablamos de opciones sobre acciones, hablamos de ejercer o ejecutar en lugar de comprar. Se ejerce la opción y, a través de ella, se compran las acciones, pero no se está comprando la opción

Como puedes comprobar, recibir ESOPs es bastante diferente a recibir una bonificación tradicional. Si tu empresa te ofrece un plan de opciones sobre acciones, tendrás que adelantar dinero para poder ganarlo más adelante. El precio de ejercicio puede ser bajo, pero aun así hay que pagarlo.

Hay algunas excepciones en este sentido. En algunos casos, tu empresa te permitirá pagar tus stock options con parte del total de las opciones que te ofrecen, o incluso te las ofrecerán de manera gratuita. Estos detalles los tendrás que aclarar con tu superior o responsable de recursos humanos directamente. En resumen, lo que todas tienen en común es que te ofrecerán un precio de ejercicio ventajoso. 

Vesting: cuando las stock options se convierten en acciones 


Normalmente, no puedes comprar todas las acciones que te ofrece la empresa de una vez. En lugar de ello, las opciones se consolidan pasado un determinado tiempo, conocido como fecha de vencimiento o vesting, y solo entonces adquieres los derechos y pasan a estar a tu disposición. Lo más habitual es ofrecer una parte del total de acciones cada año. Si la empresa te ofrece 100 acciones en total, puede que dejen que se consoliden 25 por año, de modo que tengas la oportunidad de comprar 25 acciones cada año y necesites 4 años para comprarlas todas. De esta manera, incentivan que no dejes la empresa antes de tener la oportunidad de comprar todas las acciones. 

Una nota importante: no es necesario que compres acciones justo después de pasar el periodo de vesting. Puedes comprarlas más adelante, y en la cantidad que quieras, siempre dentro del límite de opciones que se han consolidado en ese momento. Si no has conseguido comprar todas las acciones disponibles antes de la siguiente tanda de consolidación, simplemente tendrás más opciones más adelante. 


Ganar dinero con las stock options


Ya hemos hablado del precio de ejercicio de las opciones. Aquí es donde entra el valor real de las opciones sobre acciones. En el ejemplo del portátil, el precio de ejercicio era de 500 euros, pero el portátil en sí puede valer 700 euros. En ese caso, hay un spread, es decir, una diferencia de valor entre lo que pagaste y por lo que puedes revender el artículo. 

Las acciones que obtienes a través de stock options suelen tener un spread o diferencial. Si tu empresa es una sociedad anónima de capital abierto y sus acciones ya cotizan en bolsa, puedes obtener el derecho a comprar acciones por debajo de su valor actual. Si, por el contrario, tu empresa es privada, especialmente si se trata de una startup, el precio de ejercicio puede depender de la última valoración de la empresa. A medida que la empresa crece y la valoración aumenta, el valor de tus acciones se incrementa, al igual que el diferencial. 

A veces hay normas sobre cuándo se pueden vender las acciones concedidas mediante stock options, especialmente si tu empresa es privada. Ahí es donde entran en juego los eventos de liquidez, que son momentos en los que puedes vender las acciones que has comprado con tus opciones. A menudo se trata de una OPV (oferta pública de venta), es decir, cuando las acciones de la empresa empiezan a cotizar en bolsa y todo el mundo puede comprarlas y venderlas. También puede tratarse de una adquisición, cuando la empresa se vende y el comprador adquiere todas sus acciones por un precio acordado, o de una fusión, en la que sucede algo similar. 

En este punto, la cantidad de dinero que ganes depende del mencionado margen o spread. Si todo va bien, el valor de la acción será superior a lo que has pagado por ella y podrás venderla para obtener un beneficio. 


Tributación de las stock options


Como cualquier beneficio que da una empresa, las opciones sobre acciones tienen implicaciones fiscales. La tributación puede variar dependiendo del tipo de opciones que sean: opciones sobre acciones no calificadas o opciones sobre acciones como incentivo. Por este motivo, es mejor que aclares este punto con tu empresa. 

Hay dos momentos clave en los que debes tener en cuenta las obligaciones fiscales que existen en España en relación a las stock options:

  • El primero se da cuando, tras un evento de liquidez, ejerces las opciones y compras acciones al precio de ejercicio. En ese momento, debes tributar en tu IRPF la diferencia entre el precio de mercado de la acción y el precio al que tienes derecho a comprarlas. Este spread se considera una retribución en especie. Existen exenciones si se cumplen ciertos requisitos, como que el margen sea de menos de 12.000 €, que se hayan ofrecido con las mismas condiciones a todos los empleados o que la renta se haya generado en más de 2 años.
  • Posteriormente, cuando vendes tus acciones a un tercero, tienes que declarar en el IRPF tus ganancias o pérdidas, es decir, tributar por las plusvalías

El inconveniente que supone pagar impuestos al comprar las acciones, antes incluso de tener la posibilidad de recibir algún rendimiento por la venta, hace que pocas empresas en España contemplen esta forma de recompensar a sus empleados. Sin embargo, es muy habitual en startups de otros países. Esta situación está siendo revisada actualmente y es posible que cambie con la futura ‘Ley de Startups’, que podría incluir una reforma de la fiscalidad para las opciones sobre acciones.

Inspired? Try this!
Open your free account now and start saving every day.
Inspiriert? Probiere es selber!
Öffne jetzt dein kostenloses Konto und fang an täglich zu sparen.
Ceci vous inspire-t-il? Faites un essai!
Ouvrez maintenant votre compte gratuit et commencez à épargner tous les jours.
¿Inspirado? ¡Prueba esto!
Abra su cuenta gratuita ahora y comience a ahorrar todos los días.
Ispirato? Prova questo!
Apri subito il tuo account gratuito e inizia a risparmiare ogni giorno.